viernes, 16 de agosto de 2019

El proceso de traducción


La traducción certificada del italiano al español y viceversa como muchos otros trabajos es una serie de procesos. En muchas ocasiones los clientes no están familiarizados con esta idea y piensan que traducir es simplemente recibir un texto, traducirlo y entregarlo. Sin embargo el proceso de traducción consiste por lo menos de seis pasos:

1.   La lectura previa

El primer paso es la lectura del texto original. Este paso es sumamente importante porque para realizar una cotización se necesita saber exactamente lo que se tiene traducir.
         2. Resolución de dudas

Sería deseable aclarar las dudas terminológicas o de otro tipo antes de empezar a traducir el texto, para entender con más exactitud el texto original a la hora de traducirlo.

3.   Traducción del texto

En esta fase el traductor traduce el texto original. El traductor usa todas las herramientas que cree pertinentes programas de procesador de textos, programas de traducción, glosarios etc.
4.   Dejar descansar la traducción
Este paso es de mucha relevancia, no se puede revisar una traducción sin antes haberla dejado a un lado durante un tiempo para  “desconectar” la mente. Lo aconsejable sería un día, si no es posible por lo menos un par de horas.
5.   Revisión la traducción
Esta fase sea tal vez la más importante de todas. El traductor en esta fase no revisa nada más el texto desde un punto de vista formal sino también comprueba que el texto meta cumpla con los requisitos y las instrucciones del cliente.

6.   Lectura en voz alta
La lectura en voz alta de la traducción realizada permite escuchar si la traducción fluye o si hay errores, inconsistencias, permite revisar si  la puntuación es correcta.

viernes, 9 de agosto de 2019

3 reglas básicas para trabajar como traductor desde casa


En este artículo voy a proporcionar algunos consejos básicos para los traductores que no tienen una oficina y trabajan desde casa. Como traductor certificado de italiano-español, fue difícil al inicio trabajar desde casa, lo cual te permite mucha libertad y por otro lado muchas distracciones.
Para trabajar desde casa se necesita método y disciplina.

1 VISTETE COMODO PERO VISTETE PARA TRABAJAR. No aconsejable aunque trabajes desde casa que no es aconsejable que pases todo el día en piyama, psicológicamente nuestro cerebro debe dedicar un poquito de tiempo para arreglarse para que entienda que ya empieza el momento de trabajar.

2   ORGANIZA TU TIEMPO. Tienes que establecer un horario en el que vas a realizar las traducciones. Organiza unas pausas programadas para descansar, revisar las redes sociales, escuchar la música o ver la televisión. Es esencial que las pausas sean programadas porque las personas que trabajan en casa se pueden distraer más fácilmente. ¡Procura que esto no te pase!

3  ENCUENTRA TU LUGAR PARA TRABAJAR. No es buena idea trabajar en el mismo cuarto donde se duerme. Escoge una habitación y transfórmala en tu oficina porque es primordial tener un espacio definido para realizar tu trabajo.