lunes, 7 de agosto de 2017

CUANDO LOS ERRORES DEL TRADUCTOR CAUSAN PROBLEMAS

Aquí adelante presentamos los primeros dos casos de errores de traducción que cambiaron la historia. Los ejemplos no son de una traducción del italiano español, sino del ingles a otros idiomas y viceversa.
1. El caso de Jimmy Carter
Cuando el presidente estadounidense Jimmy Carter  viajó a Polonia, en 1977, el Departamento de Estado contrató a un intérprete ruso que sabía polaco, pero que nunca había traducido profesionalmente ese lenguaje.
En aquella época, Polonia seguía estando bajo la órbita comunista, y Carter trató de ganarse al pueblo con un discurso amable. Carter comenzó diciendo, “salí de los Estados Unidos esta mañana”, y el traductor dijo “he dejado Estados Unidos para no volver nunca”. Cuando el presidente dijo “he venido para conocer vuestras opiniones y entender vuestros deseos de futuro”, el traductor dio a entender que Carter deseaba sexualmente a los polacos. Incluso una inocente frase sobre lo feliz que le hacía estar en Polonia se convirtió en “estar feliz de ver las partes privadas de Polonia”. Fue un desastre.

2. El caso de Willie Ramírez
En 1978, Willie Ramírez fue ingresado en un hospital de Florida. El paciente se encontraba muy grave, pero su familia tenía dificultades para explicar lo que le ocurría porque no hablaban ingles. Le dijeron a los médicos que creían que Ramírez sufría una intoxicación alimentaria, pero el personal –supuestamente bilingüe– del hospital tradujo “intoxicado” por 'intoxicated', que en inglés se usa tan sólo para personas que se han drogado o han tomado demasiado alcohol.
Aunque los familiares de Ramírez pensaban que éste sufría una gastroenteritis en realidad tenía una hemorragia intracerebral. Pero los doctores, al creer que el paciente estaba sufriendo una sobredosis, erraron por completo en el tratamiento. Debido a esta negligencia Ramírez se quedó tetrapléjico y el hospital tuvo que pagar una indemnización de 71 millones de dólares. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario